6691-2354-875

Un recorrido por el malecón, Olas Altas y el Centro Histórico de Mazatlán.

Ene 17, 2018 | Las Gavias Grand | 0 Comentarios

Un recorrido por el malecón, Olas Altas y el Centro Histórico de Mazatlán.

En 1944 en plena Guerra Mundial y a raíz de la participación del escuadrón 201 de la Fuerza Aérea Mexicana en la guerra del Pacifico, se decidió construir en Mazatlán un edificio donde descansaran los marinos en tránsito al frente y de regreso de esta guerra.

El 1 de junio de 1946 fue inaugurada la Casa del Marino por el presidente de la república general  Manuel Ávila Camacho, el propósito principal fue para albergar a marinos mercantes que se encontraban en situaciones difíciles cuando arriban al puerto.

La Casa Del Marino de Mazatlán fue construida junto al Fuerte 31 de Marzo otro sitio histórico que fuera mandado construir por el  Presidente Porfirio Díaz, en honor a los valientes militares mazatlecos  que defendieron con honor en Marzo de 1864 el ataque de la Fragata Francesa La Cordeliere  en la guerra de la intervención francesa, ocasionando severos daños a esta embarcación insignia de la flota naval francesa, con tan solo un cañón empotrado en piedras en la zona de la playa norte, también se construyó como símbolo al triunfo de las tropas republicanas y como monumento al heroísmo de los soldados al mando del coronel Gaspar Sánchez Ochoa.

Hoy, se habla de una remodelación del Fuerte 31 de Marzo y Casa del Marino. Frente al monumento se encuentra uno de los primeros edificios de condominios en Mazatlán, los llamados “Lido”.  Pronto construirán varios edificios de condóminos en Mazatlán ubicados en esa zona de la Colonia Los Pinos, frente al mar.

Uno de los diferentes símbolos de Mazatlán, las tres islas son un espacio ecológico y recreativo para los habitantes o personas que visitan Mazatlán debido a sus atractivos naturales. Éstas se pueden observar desde el Paseo Claussen en la misma zona. La vista desde los Condominios en Mazatlán ubicados en esa zona es indescriptible. Por esa razón, se están construyendo varios frente al nuevo Parque Ciudades Hermanas y habrá otros condominios en Mazatlán frente al mar.

Un suceso histórico en Mazatlán fue el de la intervención francesa. El 26 de Marzo de 1864, sorpresivamente hace su aparición en la Bahía de Puerto Viejo el orgullo de la Escuadra naval de la Francia Imperial, la Fragata ” La Cordelière”, la que sin ningún aviso previo, empezó a bombardear las fortificaciones del puerto.

El Coronel de Artilleros Gaspar Sánchez Ortega, ordenó que se contestara el fuego desde el fuerte ubicado en el malecón.  Los cañones causaron daños de inmediato, abriendo un boquete en el costado de la Fragata.  La Cordelière, nuevamente disparó una andanada con sus 16 cañones hacia las baterías costeras, las que causan solo algunos daños mínimos a la estructura del fuerte. La batería repelió de nuevo el ataque causando daño a la proa del barco. Ante esta situación el Capitán Francés ordeno buscar refugio inmediato en la parte posterior de la “isla del Venado”.

Al tercer día la Fragata salió de su refugio con la intención de atacar al Puerto, pero fue bombardeada de nuevo y emprendió la huida lejos de los cañones mazatlecos.

El día 31 de Marzo de 1864, empecinados los franceses por tomar el Puerto, enviaron tres botes repletos de marinos, acompañados de dos piezas de artillería ligera, con el objeto de que desembarcaran en las “Playas del Sábalo”. Al estar tomando posiciones en la playa, fueron atacados por batallones mazatlecos, obligándolos a huir, causando bajas y la captura de un cañón.  La Cordelière no tuvo más remedio que huir de la bahía de Mazatlán, consumando así la victoria para los mazatlecos. Existe una pintura famosa que recuerda este suceso, se encuentra ubicada en el lobby del Hotel Pueblo Bonito.

Los primeros pobladores de Mazatlán, ocuparon las cumbres y laderas del puerto para utilizarlos como observatorios para barcos amigos y enemigos. Durante la primera mitad del siglo XIX, en su pendiente hacía el este, se encontraba la zona más poblada del puerto. El Cerro tomó eso nombre cuando se utilizó para guardar el hielo importado desde San Francisco, California. En 1910 se abre el Paseo Claussen hacia el lado poniente, ampliando el malecón con la explanada del Clavadista, recortando el cerro y dejando esas rocas como miradores.  El Cerro de la Nevería, cuenta con una de las mejores vistas de Mazatlán, ya que se puede ver hacia el sur, el este, oeste y norte. Tiene una vista panorámica. Ahí se encuentran edificios de condominios en Mazatlán con vista hacia el norte y oeste, además de muchas casas y mansiones con una vista increíble.

Cerca de ahí se encuentra el clavadista.  En la primera mitad del Siglo XIX, se intentó detener las inundaciones provocadas  por la marea alta desde la playa de Olas Altas, fue así como empezaron a construir una estructura de contención.

El material necesario fue sacado del Cerro de la Nevería, cuyas faldas fueron dinamitadas para extraer el material de relleno. Conforme la obra avanzó se formó una explanada que los mazatlecos poco a poco fueron visitando.

La belleza del sitio, el desfiladero, los reventaderos de olas, la puesta del sol y las rocas escarpadas lo convirtieron en un lugar que poco a poco fue visitado por la población. Jorge Claussen, quien ya había logrado una considerable fortuna al fundar con otros empresarios la Cervecería Pacífico, tuvo la idea de convertirla en un paseo con miradores. Hoy es de los lugares más visitados en la ciudad. Frente al Clavadista se encuentra otro edificio de condominios en Mazatlán con una vista extraordinaria hacia el mar y la Glorieta Sánchez Taboada como se le llama hoy.

 

A un lado, se localiza el Monumento a la continuidad de la vida. Este monumento se construyó en 1993. Es muy popular entre los turistas por su diseño. Representa a Adán y Eva montados sobre una gran caracol, que significa la continuidad y prolongación de la vida, contemplando en el mar del Edén a once delfines que representan la vida del mar, poniendo al hombre en igualdad con los animales y el ecosistema que le rodea.

Más adelante, podemos ver la Cueva del Diablo. Siempre se han contado muchas historias y leyendas. Se dice que es un sitio donde  los traficantes de oro apilaban los lingotes en espera de ser embarcados, o qué sirvió para sacar las primeras barras de hielo de La Nevería, la empresa que le dio el nombre al cerro en el que se encontraba ubicada.  Lo cierto es que la Cueva del Diablo es muy corta de longitud y se tiene documentado que se utilizó como depósito de dinamita cuando el Cerro de la Nevería fue utilizado para extraer el material con el que se levantó el malecón de Olas Altas a mediados del siglo XIX.

Se prohibía la entrada a los niños, por eso se decía que ahí estaba el diablo. Hace una década, se le puso enrejado y luces, convirtiéndose en un atractivo turístico.

Justo arriba de la cueva, en el cerro se puede observar el Paseo Domínguez, un pequeño puente en el Cerro de la Nevería hacia el mar. Es el remanente de un paseo carretero que se planeó para circular por el cerro hasta la cima. Se le bautizó en nombre del General Juan Domínguez que fue el encargado de la plaza. Se inauguró en 1935 y funcionó hasta que lo dañó por deslaves el ciclón de 1943 y los trabajos de ampliación del malecón en 1956. Esto lo dejó inutilizable, quedándose ese pequeño puente como recuerdo de un proyecto que quedó inconcluso. Curiosamente de ese lado no se encuentran condominios en Mazatlán, sino casas.

Antes, en la esquina de Olas Altas y Ángel Flores se pueden observar los condominios en Mazatlán más bonitos de la zona de Olas Altas. Solía ser la casa de la familia Coppel Coppel.

Más adelante se encuentra la Casa Herrasti o Paredes.  Esta casona señorial, fue construida entre 1904 y 1907. Se encuentra ubicada en Venustiano Carranza (antes Arsenal); entre Miguel alemán y Dr. Héctor González Guevara.

Su estilo arquitectónico es ecléctico y fue habitada hasta los años sesentas por la familia de doña Francisca Rojas de Paredes, quien la mando construir.

En tiempo de la revolución mexicana, los Paredes dejaron el país y la casa deshabitada fue tomada por los grupos revolucionarios que ocuparon la ciudad, en calidad de cuartel militar.

En las últimas décadas del siglo XX fue sede de la Universidad de Mazatlán y el ITESUS, instituciones privadas de enseñanza superior. Hoy se encuentra deshabitada. A contra esquina de la casa, existen unos condominios en Mazatlán de estilo art-decó. Probablemente sean los únicos de ese estilo en la ciudad.

Si se sigue por la misma calle hacia el cerro, se pueden encontrar varios edificios de condominios en Mazatlán que tienen vista hacia la playa sur.

Si se regresa hacia Olas Altas, se puede ver en medio de Olas Altas el Escudo  de Sinaloa y Mazatlán.  Frente al escudo, hay varios edificios de departamentos y condominios en Mazatlán viejos pero no tan bonitos como los del otro extremo de Olas Altas.

Frente ahí se encuentra el Hotel Freeman que por algún tiempo, fue considerado el edificio más alto del noroeste de México. Guillermo Freeman Rojo, el constructor, al regresar de su viaje en Estados Unidos, donde aprendió la profesión de arquitecto y trabajó para importantes firmas en el pacifico, ideó la construcción de un rascacielos moderno en Mazatlán. Así fue como se dio a la tarea de construir un hotel a una cuadra del Belmar que rebasará los cinco pisos de las construcciones más altas de entonces. En 1942, su proyecto de trece pisos comenzaría a levantarse ante la mirada de escépticos y pesimistas que vaticinaban su derrumbe a causa de los vientos marinos. El Hotel Freeman fue inaugurado en 1950. En la década de los 80´s cerró y quedó abandonado, hasta que hace algunos años, fue comprado por la cadena Best Western y reconstruido, respetando el diseño original.

En esa zona aledaña al hotel, se quiso construir una torre de condominios que serían de los más altos condominios en Mazatlán, pero se les negó el permiso debido a que los vecinos estaban en contra de la obra.  No existen condominios en Mazatlán ahí más que el Hotel Belmar.

El Hotel Belmar fue el primer hotel turístico de Mazatlán frente al mar. Louis Bradbury, heredero de una fortuna hecha en las minas de El Rosario, terminó su obra en 1923. El Belmar fue el hotel más elegante, con la mejor comida y las mejores fiestas en toda la región. Varias personalidades de Hollywood, artistas y políticos se hospedaron en el Belmar. Entre ellos: Walt Disney, cuando un huracán lo sorprendió en su vuelo a Ciudad de México. Otro fueron Tyrone Power, Rock Hudson, John Barrymore y Lázaro Cárdenas. Su patio andaluz sería el escenario del asesinato del gobernador Rodolfo T. Loaiza durante el baile de carnaval en los años 40´s. Como dato curioso, el Belmar fue hogar de una Boa Ilamacoa que se encargaba de acabar con los ratones y se convirtió en un atractivo más del hotel.

Por la calle Constitución hacia adentro, se encuentra el Melville, Antiguo Colegio Guadalajara. El Melville puede funcionar como condominios en Mazatlán viejos o funciona como una especie de hostal o departamentos.

La Plazuela Machado es la más antigua de Mazatlán. Es el corazón del Centro Histórico y de la cultura y las artes en Mazatlán. Le debe su nombre al primer comerciante extranjero de gran importancia en la ciudad: el filipino Juan Nepomuceno Machado, que en 1837 donó parte de su propiedad para la construcción de este espacio público.. Existe un hotel en la plazuela pero no hay condominios en Mazatlán cerca, sólo el Melville.

Un lugar muy importante es la Catedral Basílica de Mazatlán. Las obras del templo se comenzaron en el año de 1856, por orden del entonces obispo Pedro Loza y Pardavé. Más tarde, el párroco Miguel Lacarra retoma las obres y es por éste que se dan por concluidas en el año de 1899. La patrona de la parroquia es la Purísima Concepción y obtuvo el título de Catedral Basílica en 1937.

Su fachada es de influencia gótica y cuenta con tres naves con sus respectivos altares, siguiendo el estilo barroco.

También destacan sus candiles y su hermoso atrio, en donde dos Cristo Rey y una estatua de Juan Diego le dan la bienvenida al visitante. Pero la pieza que sobresale en la Catedral es el órgano parisino fabricado por Arístides Cavaillé-coll, el mejor constructor de órganos del siglo XIX.

La consagración del templo como basílica se realizó el 12 de diciembre de 1941Como dato curioso: es la única catedral cristiana y católica junto con otra ubicada en París, que cuenta con Estrellas de David, símbolo judío en sus vitrales. Esto es debido a la donación para su construcción de parte de una familia de origen judío.

A pesar de ser una zona donde no hay muchos condominios en Mazatlán, sino más bien hoteles, el Centro Histórico tiene un enorme potencial para la construcción de hostales, hoteles, hoteles boutiques y de los condominios en Mazatlán más pintorescos. Con el mejoramiento del Centro Histórico y Olas Altas, se proyectan varias nuevas inversiones en Condominios en Mazatlán ubicados en toda esa zona.

El Malecón, no es más que una continuación del Paseo Claussen desde la zona de Playa Norte. Empezó a construirse a finales de los años sesenta y principios de los setenta. Ahí es donde ha habido más inversiones de condominios en Mazatlán antes y ahora. En la Playa norte se están construyendo dos torres, de los más nuevos condominios en Mazatlán, además del edificio donde se encontraba la oficina de Mexicana de Aviación. Ese es de los condominios en Mazatlán más viejos por el contrario.

Después hay dos edificios de condominios para invertir: los ubicados en la Playa Norte y la Torre M, pasando ya el monumento al pescador. El primero imita al Mazatlán clásico y el segundo es de los condominios en Mazatlán más modernos. Más adelante se encuentran otros condominios en Mazatlán como Gavias y otras torres nuevas.

Esa zona ya es más moderna.

¡VIVE TU SUEÑO HOY!

1.- Descuento en pago de contado.

2.- Hasta 1 año sin interés con el 30% de enganche.

 

No dudes en contactarnos ahora mismo. Una vida de ensueño te espera.

SUSCRÍBETE A LAS GAVIAS GRAND

Recibe las últimas noticias y todo sobre nuestras actividades y opciones en bienes raíces en Mazatlán.